Protocolo para Mitigár Vacúnas

Los productores de vacunas no tienen regulaciones que demanden estudios de los efectos secundarios a largo plazo en el organismo humano de las vacunas que les ponemos a nuestros niños. En otras palabras, las vacunas pueden ser aplicadas y en su mayoria, mandatorias media vez las diferentes organizaciones de salud deciden si son favorables para la salud. Es importante saber que tampoco se realizan estudios de la interaccion que tienen estas vacunas cuando son administradas junto con otras vacunas que se aplican simultaneamente o en corto tiempo.

Desde hace años, se les ha exiguido a los manufactores de estas vacunas de remover el mercurio que es todavia parte de la formula de la mayoria de estas vacunas. El mercurio es el elemento mas toxico conocido por el hombre. Sin embargo, se sigue utilizando timerosal en las vacunas. El timerosal contiene un compuesto orgánico de mercurio denominado etil-mercurio, que se usa en las vacunas como conservante. El metil-mercurio, otro tipo de compuesto orgánico del mercurio, es un potente neurotóxico que afecta el desarrollo. Si bien no se lo ha investigado tan en profundidad, el etil-mercurio es lo suficientemente similar al metil-mercurio y sus propiedades justifican la preocupación por el efecto que pueda tener en el cerebro en desarrollo de los niños expuestos al timerosal contenido en las vacunas. 

El mercurio orgánico es un compuesto tóxico para el desarrollo neurológico, y existen alternativas viables para las formulaciones de las vacunas que no resignan ni la seguridad ni la eficacia.

El uso de sustancias toxicas dentro de la formualcion de estas vacunas y la intereaccion que hacen entre ellas, provocan una alta intoxicacion en el organismo humano.

En presencia de estas intoxicaciones, se pueden experimentar:

  • Trastornos genéticos graves
  • Infertilidad
  • Paralisis
  • Riesgo de enfermedad cardiovascular
  • Trastornos del espectro autista o Autismo Regresivo
  • Ciertos tipos de cáncer
  • Toxicidad en el líquido extracelular, siendo mucho más susceptibles a daños por vacunas

 

Uso para Bebés y Niños

CDS - Verter 4 ml de CDS con 500 ml de Agua Filtrada o Mineralizada en una botella preferiblemente de vidrio oscura. Se puede guardar en refrigerador y trasvasar a una mamadera o botella al momento de suministrárselo al bebe o al niño.

Uso para Adultos

CDS -  Verter 15 ml de CDS con 1 litro de Agua Filtrada o Mineralizada en una botella preferiblemente de vidrio oscura. Se puede guardar en refrigerador y trasvasar a una mamadera o botella al momento de suministrárselo al bebe o al niño.

Aplicación

  • Tomar por 7 días consecutivos antes y después de la vacunación. (7 días previos y 7 días después de la vacuna).

  • Dividir la botella en 8 tomas y tomar las partes cada hora durante todo el día.

El Día de la Aplicación de la Vacuna:

  • Verter 4 ml de CDS con 4 ml de Agua Filtrada o Mineralizada y agregar 2 ml de DMSO en un frasco con tapa hermética. Introduzca dos apósitos, parches o gasas estériles y cierre el frasco.
  • Momentos antes de la administración, colocarse en el músculo tríceps, cara externa o posterior, deltoides, músculo vasto externo del muslo o cara antero lateral externa del muslo uno de los apósitos, parches o gazas y dejarlo actuar durante 5 minutos. Luego retire.
  • Luego de la aplicación, coloque el otro apósito y dejarlo también por 5 minutos antes de retirarlo.
  • En caso de administración de vacunas por administración vía oral (Anti poliomielítica oral, Rotavirus o fiebre Tifoidea) colocar el parche en el cuello o carótida.

*Se recomiendan tomar suplementos de ácido fólico de buena calidad durante 15 días antes y 30 días después de la vacuna.